Causas de la hipoxemia

Compártelo!

Hay muchas causas potenciales de la hipoxemia. Muchas de ellas tienen que ver con la función pulmonar.

La inhalación de ciertas sustancias como el monóxido de carbono en grandes cantidades puede reducir el nivel de oxígeno en la sangre. Las condiciones simples tales como la neumonía a veces pueden hacer que sea difícil que la sangre oxigene de manera adecuada cuando llega a los pulmones. Otras afecciones pulmonares que pueden influir en sufrir hipoxemia es el enfisema, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o una embolia pulmonar. Casi cualquier condición que reduce la función pulmonar, ya sea temporal, como alcanzar una altitud muy elevada de repente, o permanente, puede afectar a los pulmones en su función de oxigenar la sangre.

Tal y como se ha mencionado, ciertas enfermedades del corazón pueden resultar en hipoxemia también. Cualquier flujo de sangre menor que el normal, hace que no llegue suficiente sangre a los pulmones para ser oxigenada. Otra posible causa es la anemia, donde hay muy pocos glóbulos rojos en la sangre para transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí